Dos de las terceras partes de la Tierra están cubiertas por agua, de ahí que el transporte marítimo sea una de las formas más antiguas de traslado de mercancías, movilización de personas y comercio internacional, aunque su importancia se ha ido reduciendo con la reducción de tiempos y costes de las compañías aéreas.

En la actualidad, este tipo de mudanzas y transportes por mar se siguen realizando en los dos extremos, corta y larga distancia debido a que presenta una serie de ventajas en relación a otras formas de transporte:

- Ahorro: los costes son inferiores.
- Capacidad: permite el transporte de un mayor volumen de mercancía.
- Flexibilidad: existen distintos tamaños de barcos para cada necesidad.

Por el contrario, uno de los principales motivos por el que la utilización del transporte marítimo está en desuso es por el tiempo que tarda cuando se trata de trayectos largos, aunque en ocasiones supone la única o la mejor alternativa, como hemos indicado para cierto tipo de mercancías, como puede ser el traslado de un coche de la Península a las islas.

Si está pensando en contratar este tipo de servicios, desde aquí le recomendamos que lo haga en líneas regulares que le permitirán conocer el itinerario y el momento de llegada.

About these ads